ILV

Culina Mádija

man's face and headdress

Culina Mádija

Familia lingüística: araua
Autodenominación: madijá ‘gente’
Población: 300-400 en el Perú y 2,000-2,500 en el Brasil
Ubicación: El río Purús, en el departamento de Ucayali en el Perú; a orillas de los ríos Purús y Yuruá en el Brasil
ISO: cul

drinkingbackgroundLos primeros exploradores y misioneros católicos descubrieron a los culina durante la segunda mitad del siglo diecinueve en el Brasil, a orillas de los ríos Xiruá y Tarahuacá, tributarios del río Yuruá. Años después, la “fiebre del caucho” que duró cerca de cuatro décadas, puso a los culina en contacto más permanente con foráneos. Durante esos años muchos culina perdieron la vida debido a las epidemias y los maltratos. Cuando la fiebre del caucho terminó, los culina volvieron a su anterior estilo de vida seminómada, mudándose hacia el interior de la selva, a una ubicación nueva cada vez que la cantidad de alimentos disminuía. El temor a los espíritus y a las muertes por venganza también los obligaba a buscar con frecuencia un nuevo lugar. Vivían en casas comunales grandes con techo de hojas de palmera. Se vestían con tela hecha de corteza batida sujetada con una faja.

En la década de los cuarenta, los culina del Perú salieron de la selva profunda para vivir a orillas del río Purús y sus afluentes principales, y para trabajar en la extracción de madera para los comerciantes mestizos. Cuando las mujeres aprendieron a sembrar, hilar y tejer el algodón, reemplazaron la ropa de corteza por faldas de algodón burdamente tejido. Los hombres adoptaron la vestimenta occidental puesto que trabajaban para los mestizos.

woman weavingworkPor un tiempo los hombres podían ganar dinero recolectando caucho y cazando jaguares y otros felinos salvajes para vender las pieles. Hoy en día, esto ya no es posible y es más difícil ganar dinero. Sin embargo, los hombres están siempre ocupados en la caza, la pesca, la preparación de chacras, y la construcción y reparación de las casas. Las mujeres se encargan de criar a los hijos, cultivar la chacra, recoger leña, hacer canastas y tejer hamacas de algodón.

El pescado y la carne de los animales de caza son parte importante de la alimentación que se complementa con plátanos verdes y yuca. Otros productos que consumen son: maíz, maní, arroz, camotes, sachapapa, frijoles, papayas, plátanos de varios tipos, sandías, nueces de palmera y frutas silvestres.

Command PartyLa cultura culina tiene una costumbre interesante denominada “Fiesta de Mandar”. Cantando ciertas canciones se mandan unos a otros a pescar, cazar, o recolectar alimentos. Por ejemplo, muy temprano por la mañana, todas las mujeres se reúnen como habían acordado y van de casa en casa cantando a los hombres una canción muy corta: “Vayan a pescar”. Mientras van cantando, jalan una camisa de hombre y golpean su casa con palitos que llevan en las manos. Los hombres, obedeciendo la orden, se reúnen y se van a pescar.

En seguida, todas las mujeres van a la chacra para traer yuca. Cuando los hombres vuelven al fin del día, anuncian su llegada chillando y gritando al acercarse a la comunidad. Las mujeres van apresuradamente al patio del jefe y se preparan para recibir el pescado, tendiendo hojas de plátanos en el suelo. Ellas cantan otra canción mientras los hombres van en fila y dejan el pescado sobre las hojas. Luego todas recogen el pescado y lo llevan a casa para cocinarlo. Cuando el pescado y la yuca están listos, el jefe toca un cuerno para que los hombres se acerquen y las mujeres traigan la comida. Todos los hombres comen juntos y las mujeres regresan a sus casas para comer con sus hijos.

backgroundCuando la familia quiere que un hijo o hija se case, cogen el mosquitero del “futuro esposo” y lo cuelgan en la casa de la “futura esposa”. Sacan el mosquitero de la muchacha y lo esconden. Si los jóvenes se aceptan como esposa y esposo, se los considera casados.

couple in schoolreligionEl chamán culina es respetado y temido por sus paisanos y por los extraños. Todos los hombres pueden ser chamanes, pero antes de ser considerado como tal, el aspirante tiene que pasar por varios rituales y pruebas. Muy pocos lo logran y por eso sólo a un pequeño grupo se le permite practicar la magia y hacer ceremonias de curación. Parece que esta práctica está desapareciendo entre los culina del Perú, aunque la fe en sus poderes es todavía fuerte.

SILA principios de la década de los cincuenta, los culina perdieron a muchos miembros en una epidemia de sarampión. En 1954, lingüistas del ILV empezaron a trabajar entre ellos. Al principio pasaron la mayor parte de su tiempo dando atención primaria de salud para mejorar la salud y la expectativa de vida de la gente. También ayudaron a establecer y a supervisar las primeras escuelas bilingües, capacitando a maestros culinahablantes y preparando textos escolares en lengua vernácula. La traducción del Nuevo Testamento y de porciones del Antiguo Testamento está en proceso.